miércoles, septiembre 06, 2006

"There’s no laws in this place. Anything goes! It’s Thunderdome!"

Desde que la Ceci no está en la oficina (le dió hepatitis A... maldita hepatitis!), esta se ha vuelto un lugar caótico. Es el salvaje oeste. No hay más ley que la propia. Ya no sé que hacer para sobrevivir en este hostil entorno.

Los muchachos (a quienes a partir de este momento debo llamar mis enemigos) se han agrupado en diversos bandos:

- Aquellos que siempre se mueren de frío,
- aquellos que siempre se mueren de calor,
- aquellos que tienen frío y calor de manera intermitente, y
- aquellos a los que ni les va ni les viene la temperatura.

Todos pelean por alcanzar el mismo objetivo:


Obtener el control del aire acondicionado.





¿Ceci, cuándo volverás?


It's Thunderdome!

8 comentarios:

darling dijo...

Mira, el secreto (al menos lo que yo hacía) era que cuando me hacía del control (en un momento de distracción), lo ponía a mi temperatura y lo encerraba (el control) en mi cajón con llave. ¿Dónde está el control? Tú desconoces mayormente ;)

El Rojo dijo...

Ja! Pero por supuesto, justamente el problema se originó porque cuando llegué de almorzar me encontré con un calor de la patada: uno de los Friolentos (Patán Quintana) había puesto el aire en 26°! Y yo, siendo del grupo de los Frío/Calor, lo bajé a 24°... y así se pasó la tarde, entre subidas y bajadas hasta que inteligentemente mi tío Miguelón (Frío/Calor también) cogió el control y no lo soltó.

J dijo...

Rojo,
lo que tienes que hacer es no dejar que Patan Quintana no trabaje en esa area,

Saludos a Miguelon, los extraño!!! (jaja)

Mariella dijo...

Yo trabajé una vez con unas tías para las que el aire acondicionado era el enemigo, y solo dejaban ver sus brazos en febrero-marzo. los demas meses venian con grandes chompas.
el consejo de darling me parece estupendo...

El Rojo dijo...

El problema es que acá:
a) No hay cajones
b) Uno de los friolentos es una llorona, si alguien se queda con el control o lo esconde, él al toque va a la administración a quejarse (ya pasó una vez).
En fin, espero que el lunes venga la Ceci, ella se encargará de reestablecer el orden en la oficina...

TORTUGA MALDITA dijo...

Yo soy de las que siempre tiene frio, pero en verano odio el calor de mela!!! AAAAAAAAAAH! amo el invierno con frio...ya quemè.

J dijo...

esa de que se queja en administracion no me la sabia, que horror!

no es necesario que digas quien es, ya me imagino.

ceci, yo tambien te extraño.

El Rojo dijo...

A mí también me gusta el frío! Pero se supone que dentro de la oficina debería estar calentito (por lo menos más que afuera).

J: ¿Qué quieres con Ceci? ¡Es MI Ceci! ¡De nadie más! ¡Alejaos, mentecato!