viernes, septiembre 01, 2006

Los viajes del Rojo - Ayacucho te espera (¿¿¿qué esperas???) - Parte I

Los días 5 y 6 de agosto no estuve en Lima, para variar (últimamente he estado viajando demasiado, creo). Un amigo por fin se iba a ordenar sacerdote jesuita ese sábado, y bueno, por esos azares del destino (y cosas del purpurado, ustedes me entienden) su ordenación no podía hacerse en Lima. Así que nuestro querídisimo Vizcacha, sin quererlo iba a ser ungido en su terruño.

Partimos viernes en la noche (como se hace en estos viajes cortos para maximizar el tiempo de estadía), mi pata Milanta y yo. Llegamos a la ciudad de Ayacucho a las... 6:30? Y antes de pisar tierra descubrimos que habíamos viajado en el mismo bus con otras 2 amigas. Abajo, gente, abajo! Carguen sus petacas y comiencen a caminar. A buscar hospedaje!

Después de caminar una media horita, guíados/acompañados/escoltados por un amable ayacuchano que no aceptaba un no como respuesta, encontramos un hospedaje que tenía sitio para nosotros. Un duchazo, a cambiarse de ropa y subimos a la azotea un rato para dar un vistazo a la ciudad.



Después del corto descanso de rigor fuimos hacia la Plaza de Armas, pero antes de que paseáramos un poco el estómago nos pasó la voz ("oe won, dame comida"). Ahora, como bien saben aquellos que han viajado fuera de Lima, ni bien pones un pie fuera de esta apestosa ciudad la comida se vuelve MUY barata.

Menú (ojo: desayuno):

- Jugo de Papaya
- Patita con Maní (mi pata Milanta)/ Apanado con arroz (yo)
- Un tazón de leche con avena
- Pan chapla de yapa

Precio S/. 3 luquitas, ni más ni menos. Además, tener la barriga llena y el corazón contento... no tiene precio.



Después de la tragadera teníamos pensado visitar Quinua, pero antes nos dimos una vuelta por el centro de la ciudad y tomamos unas cuantas fotos.



Y de pronto, carajo, el estúpido Flickr destruye my train of thought y tengo que cortar el maldito post. Que lo masajee su abuela!!!


Continúo mañana, por la gran flauta...

3 comentarios:

milanta dijo...

JAJAJAJAJAJAJA!!! Yo abrí el Flickr pa buscar unas fotos de los Apeninos en Italia y me salió igual, jajajaja. Oye esa foto donde me empujo mi rico desayuno que buena. Gratos recuerdos, sigue posteando pe.

darling dijo...

Ojalá no me espere mucho más tiempo. ¡Hasta ahora no conozco Ayacucho! Una vergüenza. Va en lista de pendientes.

¿Flirck recibe masajes? ¡Qué raro! Jajaja.

El Rojo dijo...

Darling, don't panic! Ayacucho seguirá en pie cuando todos nosotros hayamos partido de este mundo... qué deprimente...
Milanta, eso que no he posteado aún la foto en la que te estás empujando tu Puca Picante, jajaja!