viernes, octubre 19, 2007

"Sos grande, Quino!" o el plagio al revés


Ahora que está tan de moda maletear a Alfredo Bryce por el asunto de los plagios, por esas casualidades de la vida, mientras me estoy dando una vuelta por la oficina, encuentro pegado en un cubículo ajeno un texto titulado "La vida según Quino", que dice así:

Pienso que la forma en la que la vida fluye está mal. Debería ser al revés: uno debería morir primero, para salir de eso de una vez. Luego, vivir en un asilo de ancianos hasta que te saquen cuando ya no eres tan viejo para estar ahí. Entonces empiezas a trabajar, trabajar por cuarenta años hasta que eres lo suficientemente joven para disfrutar de tu jubilación. Luego fiestas, parrandas, drogas, alcohol, diversión, amantes, novios, novias, todo, hasta que estás listo para entrar a la secundaria. Después pasas a la primaria y eres un niño(a) que se la pasa jugando sin responsabilidades de ningún tipo. Luego pasas a ser un bebé y vas de nuevo al vientre materno y ahí pasas los mejores y últimos nueve meses de tu vida flotando en un líquido tibio, hasta que tu vida se apaga en un tremendo orgasmo. ¡Esto sí que es vida!

Y bueno, mismo ché se me sale un "grande, Quino", me emociono, me digo a mi mismo "tengo que postearlo" y corro a mi PC. Pero después de googlear me doy con una ingrata sopresa.

El texto no le pertenece a Quino.

Pero la sorpresa se me va tan rápido como llegó, porque se me viene a la mente aquel famoso supuesto poema de Borges llamado "Instantes" (ese que va algo así como "trataría de cometer más errores y blablabla"). Estoy seguro que muchos de ustedes lo deben haber leído, pero estoy seguro también que la mayoría no sabe que NO le pertenece a Borges. No se sientan mal, aparentemente muchos argentinos creen lo mismo. En realidad, no se sabe con certeza a quién le pertenece, pero todo apunta a un gringo X que lo publicó en Selecciones :P

(Por cierto, antes de que me acusen de plagio, este tema ya ha sido tocado antes en otros blogs. Justo acabo de toparme con este que tiene todo bien presentadito y resumido: El mundo sigue ahí, el post es Los famosos instantes y los falsos poemas.)

Sigo investigando y acabo de descubrir que por ahí circula otro texto atribuído a Quino (e incluso se pasea por ahí en versión PowerPoint, con música e imágenes) llamado "Carta de Miguelito a Mafalda". No pondré el texto acá, si quieren búsquenlo, pero si les dejo un link con lo que dice la web oficial de Quino al respecto: ver link.

En fin, me pregunto por qué la gente se molesta tanto con Bryce por plagiar y no les molesta que un fulanito de tal haga lo contrario y le atribuya un texto cualquiera digno de Mi casa (alguien sabe si todavía publican esa vaina?) a un escritor de renombre.

Y me pregunto si algún día alguien me atribuirá un texto ajeno, o si alguien me plagiará.

2 comentarios:

Franco dijo...

Qué falta de respeto con el gran Quino. Atrubuirle ESO. Ese mamarracho. Claro, si ese texto fuera de Quino no seía un mamarracho, sino una obra maestra. Pero como es de otro, sí lo es. He dicho. Así que deja de leer cosas sin sentido, por favor.

Dragón del 96 dijo...

Es que a las personas nos gusta arañarnos por cualquier cosa para que el mundo se crea que somos los estandartes de la moral?

Qué? No me creen?

Quien se queja de la piratería y utiliza software piratas en su PC? Compra libros piratas pq son más baratos? Y si sigo, mejor te hago un post y no un comentario...

Slaudos.