lunes, agosto 27, 2007

Con el saco sobre el hombro (1)

En este mundo, casi todo ha evolucionado. Desde la manera como nos alimentamos, pasando por la medicina hasta llegar al modo de comunicarnos. Y la vestimenta no ha sido la excepción. Sino, pregúntenle a las señoritas, que antes tenían que usar unas faldas como carpas de circo y tenían que ajustar los rollos con esos malditos instrumentos de tortura dignos de la película Hostal conocidos como corsés, y hoy en día pueden vestirse con jeans o incluso llevar la falda sin calzón debajo (pregúntenle a la Lohan, a Britney o a J. Lo). ¿Lo máximo, no?

¿Y nosotros los muchachos, qué?

Nosotros no hemos tenido esa suerte, no. Al principio de andar calatos pasamos a los taparrabos, luego a las túnicas, después a las armaduras y de ahí ¡zas!, a alguien muy astuto se le ocurrió crear una de las cosas más horribles y abominables del universo entero: aquella porquería conocida como traje.

Algunos dirán: "¡eso no es cierto!" ¿Pues lo es, ok? Es cierto que el traje moderno (lo que en Perú llamamos terno) tiene recién unos 100 años de existencia (y bueno, acaso les parece poco?), pero el patrón básico del traje tiene poco más de 400 años. "What???" dirán ustedes. Pero es cierto. Sí, quizás antes los sacos tenían unas colas largas como las del Chapulín Colorado y había que usar unas pelucas que parecían como si te hubieran puesto un cerro de crema Chantilly en la cabeza y además usar maquillaje (en aquellos tiempos en los que usar maquillaje era lo más y no como ahora que sólo lo hace Marilyn Manson), pero la idea era la misma: saco, chaleco y pantalón, acompañado de un pedazo de tela que tenías que colgarte del cuello.

Y bien, el asunto es que desde hace años de años los hombres no sólo andamos vestidos con la misma cojudez, sino que después, así como a algún astuto se le ocurrió inventarlo, a otro infeliz un día se le ocurrió que sería grandioso que fuéramos a trabajar vestidos con esa vaina encima. Y gracias a ese imbécil, hoy en día millones de hombres en todo el mundo tienen que sufrir el martirio de tener que ponerse la misma incómoda porquería (y aparte la camisa, que ni te cuento el trabajo que da plancharla) pero que al fin y al cabo nos hace ver taaaan elegantes y guapísimos, ¿no chicas?

¿Y a qué viene todo esto?

Después de muchos meses de trabajar acá en Cajamarca usando cómoda ropa sport, vuelvo a Lima y a la esclavitud diaria de llevar saco y corbata.

C'est la vie.

17 comentarios:

Dragón del 96 dijo...

Como que extrañas Cajamarca, no?

Slaudos.

Imberbe_Muchacho dijo...

yo de usar mameluco y no bañarme en 5 dias seguidos, pase a usar ropa sport y en Lima pa concha, eso si es lo mas... si usara terno maldeciria al madafaca que me hace usarlo....

gusanita dijo...

Si te vienes a trabajar al Fundo San José Eco Lodge, vas a poder usar bermudas, polo y zapatillas. Lo máximo. Está bien escrito bermudas?

M. dijo...

La maravilla de ser el jefe: Ir con jeans, botas y polo a toda hora y a cada momento jejeje...

RacuRock dijo...

mala suerte rojo... yo me visto como quiero.. aqui no me obligan a usar vestimenta.. lo unico que no quieren es sandalias.. jejeje.. viva la minifalda

Anónimo dijo...

Percibí en este post, reminiscencias Seren :)...

Chien dijo...

Asi mismo... C'est la vie tal y como tu lo dices hermano...

Por suerte aqui en esta ciudad, por ser caliente, no se acostumbra a eso de los sacos y corbatas...

Mi trabajo me exige estar bien vestido, mas no estar en corbata...

gamma-normids dijo...

yo trabajo en pijama.

Busy Bossy dijo...

Extraño a las zapatillas y a los polos sobre polos.

Pili Chuez dijo...

yo trabajo casi calata, con el caloooooooooooooor que haceee!!!

Jorge Luis dijo...

a mí si me gustan los trajes, lo que no me gusta es el trabajo

El Frankie dijo...

Pero si el terno es XVR!! ya quisiera usarlo todos los dias.. lástima que solo sea cuando uno trabaje.. jejeje

Chien dijo...

Amigo pasando a saludar... ¿cómo anda todo por Lima????

Buen fin de semana...

Milhoras dijo...

Los ternos ayudan al strees!! es mi hipotesis y estoy por probarla, en pellejo propio lo sufri y cuando deje de usarlos mi nivel de estrees tambien desaparecio. ahora los uso cuando los compromisos laborales no pueden ser dribleados pero nada me hizo mas feliz que trabajar en jeans y polo!!

acompaño en el dolor!!

:P

Mafa dijo...

Oye por lo menos tienes chamba!!! Así que acostumbrate :P

Serendipity dijo...

usa colores, veras que te cambian (o al menos alegran) la vida,

Besos,

Coralí dijo...

No envidio que usen terno, pero si envidio la tranquilidad de no tener que pensar mucho que ponerse por la mañana.
Siempre he tratado de proponer en mis oficinas que vayamos en buzo y zapatillas: total nadie nos ve, no atendemos al publico para que necesitamos la ropa formal??, no es necesario decir que no he logrado implementarlo.