miércoles, junio 28, 2006

Declaración de estilo

Oficialmente terminé mi relación con Lady M, alias "la chica de la sonrisa mágica".

¿Qué me llevo de esa relación? Recuerdos hermosos, momentos inolvidables...

¿Qué dejo? Un pequeño pedacito de mi alma, nada más (ni nada menos).

Y bueno, al contrario de lo que esperaba, no, no estoy destrozado... estoy más tranquilo que nunca. Quizás lo único que necesitaba era cerrar la historia.

Ahora es tiempo de mirar hacia adelante. ¿Pero qué michi significa mirar hacia adelante para mí? Significa... continuar con mis proyectos, ahorrar (en la medida de lo posible, tú me entiendes), viajar (¡sí, viajar con los amigos de la montaña, jaja!), jugar, ir al gimnasio, salir con los amigos, comer bien, ir al cine... ¡vivir, vivir!

Y no, no me siento "suelto en plaza" como pensarán muchos. No me siento capaz de actuar como personaje de sitcom norteamericano, saliendo con una chica diferente en cada capítulo. No es mi estilo. Menos si me lo recomiendan aquellos que gustan de divertirse "solos" (solos<>"sin compañía". Solos= "sin su mujer").

Tampoco es que me la quiera dar de santo. Sólo que no soy del tipo "cazador".

Y ahora me voy a escuchar mi música y a columpiarme por ahí un rato.

5 comentarios:

Jersson dijo...

Bacan!
de veras...
quiza esto va de la mano con entender que parte del cambio empieza con reconocer algunas veces "el problema".
pero esto es mucho mas que eso,
el sinceramiento TOTAL,

saludos a tus amigos de la montaña.

M. dijo...

Bien por tí muchacho. Como siempre esperando lo mejor para ti y a ver cuando es la próxima reunión con la gente.

milanta dijo...

Vive la vida y no dejes que la vida te viva xD

TORTUGA MALDITA dijo...

Cuando termine, yo me senti destrozada, pero despues me dije: La vida sigue! sigue pa lante!
Ahora estoy mejor, en el gym (buena tio) y con el amor de mi vida...
A veces dejamos una relación para crecer màs...

El Rojo dijo...

Totalmente de acuerdo, mi querida tortuninja... si una no funcionó, al menos trataré de hacerlo mejor en la siguiente...
Y que viva el gym, por la repucptamales!