miércoles, octubre 11, 2006

Una tormenta, la luna y un weirdo

A pesar de que mucha gente cree que ir al trabajo de lunes a viernes y hacer
"lo mismo" todos los días es una huevada absolutamente aburrida y es
culpable del estrés que padece el hombre moderno, yo, jaja, me río de eso y
siempre descubro cosas nuevas e interesantes todo los días. Odienme.

Ayer, por ejemplo, a la hora del almuerzo, un pata me hizo notar que se
había encendido un letrerito en la pared del fondo del comedor.

"NO SALIR. TORMENTA ELECTRICA."

Mierda. Nadie salga. No pongan ni un solo pie fuera del comedor. Unos amigos
salieron sin darse cuenta y los hicieron regresar de inmediato. Todos
quietos.

Por unos minutos era casi Día de la Independencia o La Guerra de los Mundos
y afuera los extraterrestres estaban invadiéndonos. No importaba que la
probabilidad de que un rayo cayera a tierra y le diera a alguien sea de 1 en
3 millones, igual era un suceso anormal que hizo que la hora del almuerzo
dejara de sentirse como algo cotidiano. Me moría de ganas de que me cayera
un rayo, estaba seguro de que me convertiría en Electro o algo así (aunque
la verdad de las cosas, si te cae un rayo es probable que experimentes
pérdida de memoria, se te muera algun miembro, te quede una cicatriz desde
el punto de entrada hasta el punto de salida del rayo... o mueras).

Al rato comenzaron a llegar los buses, que nos llevaron desde el comedor
hasta el edificio de las oficinas. Los letreros de alerta permanecieron
encendidos hasta eso de las 4:00 pm, hora en que el cielo ya se había
despejado. Y por fin los desesperados pudieron salir a fumarse su pucho
post-almuerzo.

Hoy, cerca a las 8:00 am (hora de llegada), la luna nos recibió desde un
cielo tan azul como el de Springfield. Maldición con la prohibición de no
traer cámara (y malditos los obedientes como yo... mañana hago terrorismo
institucional y la traigo!).

Más tarde, mientras preparaba mi café en la little kitchen, noté que un
individuo se preparaba un taza de Milo... con un montón de agua, y apenas un
chorrito de leche. PERO QUE ASCO! Estoy seguro que si llevaba mis gafas
especiales habría descubierto que el tipo en realidad es un alienígena.

Vamos, estoy seguro que en tu trabajo suceden cosas así todos los días. Sólo
que no te has dado cuenta.

The truth is out there. Solo ponte a buscarla.

13 comentarios:

TORTUGA MALDITA dijo...

Que miedooooo!
Yo jamas he estado metida en una tormenta electrica que miedooo!

Mariella dijo...

en mi trabajo agitamos los lacteos y meneamos el culinario

Anónimo dijo...

jaja, ta que, pense que tenias tu camara cerca!!!!

por otro lado,
que fijon que eres caracho, dejalo al pobre alien, si quiere su agua con leche, que se la tome pessssss

El Rojo dijo...

Tortu: Cobarde!!! No pasa nada, solo un monton de ruido y luces. Excelente!

Mariella: Y cantan canciones de Carlos Mata.

Jersson: Agua con Milo. Que asco.

Anónimo dijo...

si no l dije,
lo digo...
que envidia!!!!!


por otro lado, no seas fijon!!!!!



pd: no dejo imaginar ciertos movimientos.

El Rojo dijo...

No soy fijon, solo presto atencion a lo que sucede a mi alrededor.

Mariella dijo...

red: asi es, carlos mata, rudy la escala, imitamos los sonidos de los monos y gritamos con voz aguardientosa "muuusicaaaaa"

Anónimo dijo...

hay dios, ademas de algunos movimientos ahora no dejo de pensar en sonidos,,,


fijon!(pero mejor no me atrevo a hacer esa combinacion)

El Rojo dijo...

Rudy La Scala es lo maximo. Que vivan los baladistas venezolanos!

¿Por qué será que los amores prohibidos
son más intensos que los permitidos?
Te llenan tanto aunque sea con un poquito
y uno se conforma hasta con el toque de las manos...

güero dijo...

meneas tu culinario? qué gran trabajo, mariella. En mi chamba no son tan generosos, el único que menea su culinario soy yo...

Mariella dijo...

guerocles, se que tengo un culinario del tamaño de Mónaco, gracias...

El Rojo dijo...

Acá en mi trabajo nadie menea el culinario, sólo se dedican a mirarlos.

Mariella, del tamaño de Mónaco? Pensaba que era más grande, pero bueno, al menos es de la realeza y sale en la revista Hola.

Macoratekus dijo...

Pucha en mi chamba no hay tormentas electricas... ni gente que toma agua con milo... ni tampoco culinarios que valga la pena... qui aborreda es lema papaiiiii!!!!!!