lunes, mayo 14, 2007

Sin título

Siempre digo (en realidad me digo a mí mismo) que no debo postear si no tengo nada interesante que contar y mucho menos si es que no estoy inspirado. Porque, no sé como será con uds, pero conmigo funciona así: si no tengo una idea dándonme vueltas en la cabeza, si no me sucede algo tan alucinante como ver a alguien tomando Milo con agua, me digo "no tengo nada que escribir" y simplemente me dedico a ver mis series de TV, me pongo a jugar Nintendo o a leer esa revista que es más o menos el equivalente a Cosmopolitan pero para hombres. Es por eso que a veces me desaparezco.

Pero de vez en cuando los 3 o 4 gatos que me leen preguntan por mí, y es para ellos que escribo este post. Tengo que contarles que este fin de semana estuve de visita por mi amada/odiada Limamanta City a.k.a. Lima La Ciudad de Los Reyes. Sí, pase el día de la madre por allá, pero tristemente no pude pasarlo con mi madre porque ella está un tantito lejos, en la selva de Chanchamayo (y no, quiero dejar en claro que mi madre no es la Tigresa del Oriente ni mucho menos), lugar donde administra un espectacular hospedaje (más adelante les doy los datos, háganme acordar, sí?). Técnicamente podría haber ido a visitarla, claro, pero para eso mi itinerario habría tenido que ser el siguiente:

a) Viernes, 5:20 pm: Partida desde Cajamarca hacia Lima.
b) Viernes, 6:50 pm: Llegada a Lima.
c) Viernes, 10:30 pm: Partida desde Lima a La Merced, Chanchamayo.
d) Sábado, 6:30 am: Llegada a La Merced. Paso todo el sábado con mi ma' y mi abue.
e) Domingo, 11:00 am: Partida a Lima.
f) Domingo, 7:00 pm: Llegada a Lima
g) Lunes, 3:30 am: Taxi me lleva desde mi casa al aeropuerto.
h) Lunes, 6:15 am: Partida de Lima hacia Cajamarca
i) Lunes, 7:45 am: Llegada a Cajamarca. Luego al hospedaje a darse un duchazo e inmediatamente después tomar un taxi que te deja 1 hora después en la oficina.

Como se imaginarán, mi sentido común hizo que terminara saltándome los pasos del c al f y decidiera que lo mejor era permanecer en mi rica Lima, donde tuve oportunidad de reunirme con unos amigüitos en el Starbucks (señores de Starbucks: vengan pronto a Cajamarca), devoré un cebichito en La Concha De Sus Mares, no comí Bembos (sorprendente), me paseé por Wong donde comprar es un placer, vi Spider-Man 3-qué-decepcionante-no-necesitaban-tantos-villanos-cuántas-veces-harán-esa-estúpida-toma-con la bandera-de-EEUU-y-Peter-Parker-bailando?, ví la última película de Jim Carrey (que al parecer ya está causando estragos entre algunos bloggers que ven números por todas partes), almorcé pizza hawaiana y pizza de Pepperoni, me compré un Spider-Spud, ví a mis tíos y a mis primos después de muchos meses...

Antes de que me agarren a pedradas por ser un hijo tan desnaturalizado que no fue capaz de visitar a su madre aunque sea por unas horas y que prefirió pasársela de lo lindo el fin de semana, quiero decirles algo.

En caso no se hayan percatado, no suelo escribir acerca de mis sentimientos. No escribo sobre lo que siento, sobre mis penas, mis traumas, mis miedos ni nada de eso. Obviamente, tampoco suelo hablar de eso. Y este post no será la excepción. Quizás lo haga más adelante, quizás no. Quizás les hable del plan que tuve para visitar a mi madre por sorpresa y que terminó desbaratado por un mal cálculo. Quizás les cuente sobre las ganas que tenía de que me preparara una exquisita lasagna y luego su tan famoso apple crumble. Quizás les cuente sobre lo triste que hubiera sido tener que despedirme de ella por enésima vez y verla llorando en el terminal de buses.

Quizás algún día les diga que sí, que como muchos, también sufro de vez en cuando.

Pero no, no es mi estilo. Eso es algo que aprendí recientemente de mí, después de tanto tiempo en que le hice caso a algunas personas que me decían que hablara sobre lo que me pasa. Para algunos expresar lo que sienten funciona, pero para mí no. Para mí funciona el quedarme callado y rumiar todo lo malo hasta que lo olvido, hasta que lo asimilo o hasta que pasa. Sonará a locura, pero es cierto. Soy de los que resuelve sus problemas evitando exteriorizarlos. Es por eso que casi siempre que me vean estaré sonriendo, hablando (y escribiendo) huevada y media, haciendo bromas y tratando de pasarla bien. Y cuando no me vean, pues bueno... ya saben por qué es.

Y ahora sí, estoy de vuelta.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

No se, quizá porque hoy siento que no puedo cargar con todo sola.
Quizá porque hoy estoy cansada de ser siempre la fuerte.
Quizá solo hoy todo lo pueda remediar tan solo un abrazo.
Tan solo uno.

Mariella dijo...

FUISTE A STBX...... SIN MIIIII ??????????




BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Mafa dijo...

Red: Take it easy man! Nadie tiene porq juzgarte, o sea sino pudiste, no pudiste pe. Escribe de buen humor si te gusta, esto no es un reality, no estamos esperando morbo, ni sufrimiento, ni escenas subidas de tono. Al menos no en mi caso.

Mariella dijo...

"vive la vida y no dejes que la vida te viva"

Just dijo...

Rojo, Amigo

Jersson está contigo,
te apoya.

Un abrazo,
también para la estimada anónima,
un abrazo,
creo que siempre es y será bueno.

Jano dijo...

Para todos es dificil vivir lejos de los que uno quiere. A mi me sucede al revez con mi viejo.

Fuerza Rojo.

Cuando vuelvas unas chelas entre bloggeros para comentar las penas si no quieres postearlas jaja.

Chien dijo...

Rojo que bueno que ya estas de regreso...
Muy buena la forma como afrontas tus problemillas o sufrimientos, cada quien los pasa como más le van... ese tu forma pues que bien... y el Rojo de bromas, risas y que la pasa bien es el bueno... mejor eso que leer desdichas y problemas...

Saludos y que bueno que estes por acá con tus historias...

Anónimo dijo...

y fuiste a Wong sin mi??????

TRuLy dijo...


Asuuuuu pucha cada vez que vengo por aki se me vienen tantos recuerdos de Cajamarca City!! :(

Tantos recuerdos caracho!
pero bueno...
que rico que la pasaste bien por alla asi que comiste pizza hawainana sin mi??????


MUa!!!

Serendipity dijo...

La idea del blog creo que es en parte,hacer la vez de catarsis para uno, y cada quien hace lo suyo lo mejor que pueda.

Pero de todas maneras, asi no tengas nada que decir y tus blogo-leyentes nada que leer, igual te reclamaremos, aunque sea por jorobar.

Saludos!

El Rojo dijo...

Anónim@: Un abrazo muy fuerte.

Mariella: La próxima vez que esté en Lima de todas maneras te llevo. Lo juro.

Mafa: JAJA! Gracias, creo que necesitaba botar algunas cositas, pero todo está bien.

Mariella: "Y no juegues con el amooor".

Just: Abrazo grupal!

Jano: Buena idea, hasta ahora no he podido ir a una de aquellas reunas blogger!

Chien: Asi es, aunque tarde, descubrí que hablar de mis cosas no me ayudaba sino todo lo contrario. Mi estilo es callarlo y superarlo.

Anónim@: Pos sí, asumo que también fui a Wong sin tí. Quién eres???

Truly: Tú también me reclamas? Chesss... creo que voy a preparar una lista de cosas que debo hacer con ustedes cuando vaya a Lima.

Seren: Joroba todo lo que quieras, creo que a todos los bloggers nos gusta que nos joroben un poco.

RacuRock dijo...

que bueno despues de exteriorisar sus demonios estas devuelta.. con mas post positivos.. eso se necesita estos tiempos en que la mayoria de post estan bajos de moral.. jeje.. suerte.. ah.. y que viva el criollismo

el Gran RacuRock

Anónimo dijo...

Esta anónima agradece porque se ganó con dos abrazotes, asi cualquiera de bajonea más seguido :)

Dinorider dijo...

a veces es bueno botarlo todo, hay menos peso para el alma

Mariella dijo...

esa anonima que reclama que no hayas ido a wong con ella debe ser clau. solo clau disfruta tanto wong (y las chocochiquitas)

asterion dijo...

Oiga rojo, esta bueno el blog. Te cuento que la primera vez que lo lei al dia siguiente estuve comprando en Wong con mi enamorada y en eso llega un amigo de ella que no veia hace facil 3 años (pelirojo el), me conto que estaba trabajando en Cajamarca, y pues XD no sabia como preguntarle si eras tu, que vacilon. bueno saludos por aca. nos vemosss...

AS 2007 dijo...

Hola!!
Recién vuelvo a pasear por aquí, asu, has escrito varias cosas, me detendré a leerlas con traquilidad. Espero que la próxima vez nos podamos encontrar para conversar. Que piña justo tenía un seminario cuando llegaste... Nos vidrios chère rouge!!!